MNAD Jueves a domingos de 13 a 19hs. Con inscripción previa (link en nuestro home)

El Instituto Italiano de Cultura trae a Buenos Aires la muestra oficial italiana, por el
centenario del genial creador que revolucionó el 7mo arte en la segunda mitad de siglo
XX.

Fotos inéditas, dibujos personales, procesos creativos, vestuario original, diseño
escenográfico, guiones y partituras, junto a testimonios y anécdotas, serán exhibidos en
las salas de exposiciones temporarias y el piso principal del imponente Palacio Errazuriz
Alvear, sede del Museo Nacional de Arte Decorativo.

La muestra se exhibió en Roma y varias ciudades italianas en 2020, pasó por Sao Paulo y
ahora llega a Buenos Aires después de haber sido reprogramada. Por eso es motivo de
gran satisfacción para el Ministerio de Cultura de la Nación, la Embajada de Italia en la
Argentina, el Instituto Italiano de Cultura y el MNAD poder concretar esta fascinante
muestra sobre uno de los creadores más importantes y queridos del cine mundial en
nuestro país.

La exhibición tendrá además un Programa de actividades asociadas que, durante 8
semanas y desde mesas redondas, conferencias y debates (vía plataformas digitales y
abiertos al público) abordarán las distintas facetas de Federico Fellini, su legado e
influencia en la cultura local. También habrá distintas sorpresas que irán enriqueciendo la
experiencia Fellini en el MNAD con intervenciones musicales y performáticas en vivo que
completarán el clima "fellinesco" que inundará el museo.

Sponsor: Bodega Catena Zapata, producirá y donará al MNAD un vino homenaje a Fellini
(edición limitada- 600 botellas) que se comercializará exclusivamente en el museo.


El centenario de Fellini en el mundo

Por Tristán Bauer / Ministro de Cultura

Recibir la muestra oficial italiana del gran Federico Fellini es un honor y un placer para
todas y todos nosotros. Fellini ha sido para muchos un punto de inflexión en la manera de
mirar el cine y el arte e imaginar la vida.

En lo personal descubrí el arte cinematográfico de la mano del neorrealismo italiano, era un
niño y me deslumbraban aquellas películas en blanco y negro. Un día llegó I vitelloni, creo
que fue lo primero que vi de Fellini, Alberto Sordi y esa pandilla de amigos que deambulan
sin rumbo por Rímini y sus playas. Después vendrían La strada, La dolce vita, 8 y ½,
Roma, Amarcord y más adelante, en forma desordenada, toda su obra. ¡Cuánto
descubrimiento! ¡Cuánto aprendizaje! ¡Qué profundo calaron en mí, y en todos nosotros,
esas obras con sus imágenes únicas y cautivantes casi siempre acompañadas por la partitura
de Nino Rota!
En esta muestra re visitamos su obra y descubrimos nuevas aristas del mundo fellinesco, y
una vez más, advertimos su vigencia y como nos sigue proponiendo caminos y experiencias
nuevas.
La exposición “El centenario de Fellini en el mundo” llega a nuestro querido Museo
Nacional de Arte Decorativo luego de atravesar los inconvenientes y postergaciones que
esta pandemia que espanta y mata nos ha impuesto. Con gran esfuerzo, este proyecto hoy se
hace realidad para que todos y todas podamos disfrutar de uno de los más grandes
creadores del siglo XX.

Quiero felicitar y agradecer a quienes lo han hecho posible y muy especialmente a la
Embajada de Italia en la Argentina, al Instituto Italiano de Cultura y al equipo de italianos e
italianas, argentinos y argentinas que, una vez más, han demostrado cómo se superan las
dificultades y que la cultura es sanación para la existencia humana.
¡Gracias Federico Fellini!


“Niente si sa. Tutto si immagina”

Por Giuseppe Manzo / Embajador de Italia en Argentina

Siempre me han fascinado estas palabras de Fellini que quizás durante estos últimos meses
nos han ayudado a apreciar aún más el valor de la imaginación respecto a una realidad que
todavía no es muy accesible.
Justamente así es como se mezclan imaginación y realidad en una muestra que, en los
maravillosos salones del Museo de Arte Decorativo, nos brinda el privilegio de admirar
material original, fruto de la imaginación del Maestro.
“Il Centenario. Fellini nel mondo” nos lleva a un viaje a través del imaginario felliniano, un
universo poético en donde dibujos, fotografías, afiches, videos y más material, generan en
el visitante una conexión profunda con la mente visionaria del genio italiano, a 100 años de
su nacimiento.

Con este recorrido, Embajada e Instituto de Cultura homenajean a uno de los más grandes
realizadores del cinema italiano y mundial, como conclusión de un ciclo de eventos que nos
ha acompañado durante el 2020.
Al mismo tiempo, en cuanto parte de la oferta cultural italiana que continúa incluso durante
la pandemia, la muestra reafirma el mensaje de que nada puede detener al arte, menos aún
al arte italiano.


Una muestra para soñar

Donatella Cannova / Directora del Instituto Italiano di Cultura de Buenos Aires

Presentar una muestra dedicada a Federico Fellini con motivo del centenario de su
nacimiento, es un sentido homenaje a la memoria de un artista que, aunque muy italiano, se
ha convertido en patrimonio universal y referente absoluto para todo aquel que quiera
acercarse al séptimo arte. Proponerlo en el Año II de la Era Pandémica en Buenos Aires,
con un esfuerzo conjunto desde ambos lados del Océano, es una demostración de la
resiliencia del mundo de la cultura, lo que se traduce en una invitación a las generaciones
más jóvenes a acercarse o a volver a acercar a un Maestro del pasado, para que no se rompa
el hilo de la memoria y se restablezca, en la medida de lo posible, el tejido cultural tan
severamente puesto a prueba por el fenómeno de emergencia sanitaria en el que todavía
estamos inmersos. A pesar de su gigantesca estatura, Fellini mantuvo hasta el final una
actitud hecha de discreción mezclada con ironía, una posición excéntrica y apartada dentro
del mundo del cine, sobre el cual tenía una mirada a veces participativa, a veces distante,
siempre marcada por una profunda libertad de opinión. Libertad que nacía de saber que su
cine era una máquina de soñar, un cine-falsedad, como le divertía definirlo. Fiel a esta
visión, Fellini había creado su propio lenguaje visual y sonoro. Firma inconfundible de su
estilo: el vestuario, los decorados, el maquillaje exagerado, inspirado en el tan querido
mundo del circo; las luces a veces densas, a veces matizadas; la música de Nino Rota
primero y luego de Nicola Piovani, auténtica banda sonora del sueño felliniano.
Y una actriz-musa, que fue también una compañera de toda la vida, Giulietta Masina, y un
actor-alter ego, Marcello Mastroianni, para ser la amalgama y la levadura de ese fantástico
mundo onírico, a su vez paradójicamente tan real, del director de Rímini.
Si la exposición que aquí se presenta consigue dar una idea de esta magia de su lenguaje y
de su forma de entender una película, como un viaje sin rumbo definido, a bordo de la nave
que va, podemos decir que ha contribuido a satisfacer esa inextinguible necesidad de
asomarse por un momento a un mundo paralelo, donde las únicas leyes que rigen son la de
la fantasía y el sueño. Y Dios sabe cuánto lo necesitamos.


El lenguaje de lo onírico
Por Martín Marcos / Director MNAD

Bienvenidos a la muestra “El centenario. Fellini en el mundo” en el Museo Nacional de
Arte Decorativo de Argentina. Probablemente la convicción, el deseo y un espíritu
“fellinescos” nos han permitido sortear los obstáculos de este raro y angustiante mundo que
nos toca vivir. Ahora ella tiene vida propia, la magia de Federico ya inunda el Palacio
Errázuriz Alvear y está lista para entablar una conversación íntima con nuestros públicos.
Federico Fellini fue un visionario y un revolucionario de la cultura, de la imagen y el
sonido del siglo XX; y hoy, a 101 años de su nacimiento, su figura se agiganta. Cuando el
cine, durante la segunda postguerra, se entusiasmaba con los efectos especiales, él
reinvento el séptimo arte desde los afectos esenciales. Una imaginación sin límites, un
atrevido, un nostálgico, un manipulador adorable, un apasionado de la belleza y de saber
contar historias. Un Italiano con mayúsculas y un creador universal. Con pequeñas postales
y grandes mensajes, Fellini nos transporta a una dimensión cuasi metafísica. A veces
sublime, otras grotesco, siempre genial. Dijo alguna vez: “Me lo he inventado todo para
luego poder contarlo: una infancia, una personalidad, nostalgias, sueños, recuerdos…”
La fuerte presencia de italianidad en nuestra cultura, ha hecho de sus películas objetos de
culto entre los argentinos. Por ello es tan importante que esta muestra haya llegado en este
momento, donde necesitamos volver a mirarnos a nosotros mismos, a reconocernos en los
otros, a reflexionar sobre la existencia, nuestras vidas y nuestros sueños. Fellini nos invita a
todo eso, desde la risa, la picardía, la nostalgia, la mentira, el artificio, el ridículo, las
contradicciones, la seducción, el amor y la trascendencia.
“Creo que existe una necesidad, una interpretación de la vida que quizá, abandonada a sí
misma parece sin sentido, insignificante, monstruosa. El arte, en cambio, es algo que
reconforta, que tranquiliza. El arte relata la vida en términos sumamente protectores. Nos
hace reflexionar sobre la misma, que de lo contrario sería sólo un corazón que late, un
estómago que digiere, pulmones que respiran, ojos que se llenan de imágenes sin sentido.
Creo que el arte es el intento mejor logrado de inculcar en el hombre lo indispensable de
tener un sentimiento “religioso”, que cualquier arte expresa. Creo que el arte es la
posibilidad de transformar la derrota en victoria, la tristeza en felicidad. El arte es un
milagro.” (FeFe)
Federico Fellini es parte indispensable de ese milagro.

Recursos

Cuándo

A partir del 5 Marzo 2021
Hasta el 2 Mayo 2021

Dónde

Museo Nacional de Arte Decorativo

Av. del Libertador 1902 Ciudad de Buenos Aires


Otra Información