A cargo del Prof. Marcelo Gutman Actividad arancelada con inscripción previa. Cupos limitados. Informes: [email protected]

Fue en el ámbito de la Bauhaus donde Moholy-Nagy llevó a cabo sus experiencias fotográficas teniendo la convicciòn de que la fotografía es un medio autónomo y que hay que desvelar sus potencialidades. En sus textos de entonces investigó la esencia del medio fotográfico para determinar que és, llegando a una respuesta en dos tiempos:

Primero, se trata de entender que toda fotografía, tal como indica su etimología, es escritura de la luz.  

Después hay que aplicar a la fotografía la separación válida para cualquier práctica artística, "producción/reproducción", y que, aquí como en otro lugar, permite trazar una línea de división entre dos tipos distintos de imágenes. Ya que si existe una fotografía objetiva cuya vocación es la de restituir la apariencia exacta de las cosas, siguiendo el modelo de la Nueva Objetividad, también debe existir otra fotografía, radicalmente innovadora, creativa o , según el léxico de Moholy-Nagy, "productiva".

El taller consiste en la construcción de un modelador de luz, de papel y otro con acetatos de colores que permitirán realizar fotografías cuya función es la de capturar, reflejar y modular la luz. El único material que debe traer el alumno es cualquier tipo de cámara fotográfica digital (la clase está orientada a la utilización de smartphones, pero cualquier cámara digital sirve).  

* Antes de comenzar la práctica se hará una presentación teórica en relación al arte fotográfico del artista y se proyectará el film de László Moholy-Nagy: “Juego luminoso. Negro, blanco, gris” de 1930. (5 minutos de duración).

Cuándo

28 Julio 2018

Horario

  • Abierto de 15:00 a 18:00

Dónde


Entrada

$None.-

Otra Información